Bicicletas estáticas en la biblioteca

La “Troy University” de Alabama ha introducido bicicletas estáticas en su biblioteca para que los estudiantes puedan pedalear al mismo tiempo que preparan sus exámenes.

Son varios los estudios que demuestran que realizar ejercicio tiene efectos beneficiosos para la memoria, como el publicado por la revista “Current Biology” el mes pasado, que afirma que hacer ejercicios como pedalear en bicicletas estáticas o subirse a una cinta de correr después de estudiar ayuda a retener la información. Además hay estudios anteriores que prueban que realizar ejercicio ayuda a mejorar la memoria a largo plazo y a mejorar la concentración de las aquellas personas con problemas de atención.

Por estos motivos la “Troy University” ha decidido incluir bicicletas estáticas en sus bibliotecas, para que de esta forma sus alumnos puedan beneficiarse de las ventajas físicas que supone romper con el sedentarismo que acarrea la época de exámenes, así como también de disfrutar de los beneficios mentales que el ejercicio físico aporta a la salud mental. “Los seres humanos no están hechos para estar todo el día sentados” afirma Christopher Shaffer, decano de la biblioteca de Troy, “es importante que al mismo tiempo que ejercitas tu mente, también ejercites tu cuerpo”.

Las bicicletas estáticas que se encuentran en esta biblioteca están especialmente diseñadas para que los estudiantes puedan estudiar con sus libros, apuntes y ordenador portátil al mismo tiempo que pedalean. Esto se debe a que estas bicis estáticas incorporan un escritorio en la parte superior y también incluyen un pequeño atril para que las comodidades sean las mismas que las de cualquier otra mesa de estudio.

La “Troy University” no es la única en incluir este tipo de bicicletas en sus aulas, otra universidad norteamericana, la “Clemson University”, llevó a cabo un estudio en el que asegura que estudiar en estas bicicletas estáticas mejora la motivación y la moral, por lo que tras la investigación se instalaron varias de estas bicis en algunas de sus facultades.

Esto demuestra que estudiar o trabajar no tiene por qué estar reñido con realizar ejercicio, y probablemente en un futuro encontremos más de estas bicicletas estáticas en las aulas de nuestro país.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.