La industria audiovisual apela a los países del G7 para luchar contra la piratería en Internet

La piratería es un problema a nivel mundial. La industria audiovisual y del entretenimiento quieren que se tomen medidas para luchar contra este problema. Por ello, ha pedido ayuda a los Ministros de Cultura del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido).

La industria audiovisual quiere además involucrar a otros agentes, como los intermediarios, para conseguir la protección del patrimonio cultural y luchar así contra la piratería global, que suponen pérdidas millonarias para el sector.

En torno al 30% de los usuarios de Internet de todo el mundo acceden regularmente a contenido pirata. Esto supone poner en peligro a millones de empleos en los países del G7.

Empresas y asociaciones del sector del entretenimiento, como BBC Worldwide, Mediaset, la Bundesliga, la UEFA, 20th Century Fox, Sony Pictures y Walt Disney Company ha escrito una carta mostrando sus preocupaciones al G7:

“La industria audiovisual y del entretenimiento apelamos para pedir apoyo con la intención de asegurar que continúe el progreso de nuestro sector en los países del G7 y en el resto del planeta. Nos enfrentamos a la violación de nuestra propiedad intelectual por las empresas comerciales que buscan obtener un beneficio ilegítimo  gracias al esfuerzo y creatividad de otras personas. La piratería en Internet  pone en peligro la capacidad de nuestros negocios para seguir invirtiendo, creciendo y contribuyendo a nuestras economías, y desarrollo de la sociedad “.

Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea, también ha recibido una copia de la carta dirigida al G7, además de la Comisaria de Mercado Interior, Industria, Empresariado y PYME, Elżbieta Bieńkowska, y al Comisario de Educación, Cultura Juventud y Deportes”, Tibor Navracsics.

La carta además señala que: “La piratería en Internet es un problema global y, aunque estamos comprometidos a utilizar las medidas jurídicas locales para proteger nuestra propiedad intelectual, también buscamos que otros agentes responsables de los ecosistemas de Internet, incluidos los intermediarios, protejan a los consumidores y apoyen el comercio legítimo”.

En España concretamente, en 2016 se accedió ilegalmente a más de 4.300 millones de contenidos digitales, con un valor de mercado de más de 24.000 millones de euros. Así lo recoge el informe del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales, presentado por la Coalición de Creadores y la Liga de Fútbol.

Los contenidos piratas más consumidos son las series, con más de 190 millones de euros. Le siguen las películas con casi 580 y el fútbol con más de 170 millones de euros.

Related Posts