Bombas de membrana: su origen

Las bombas de membrana fueron inventadas en California en el año 1955. Jim Wilden, empleado de una fábrica de acero, estaba presente cuando una tubería de agua se rompió varios pies bajo tierra e inundando una de las tiendas de la fábrica.

A partir de ese momento, Wilden vio la necesidad de investigar una bomba que fuese lo suficientemente resistente bombear agua y otras sustancias como el cemento, una de las principales tareas de la industria de la minería y la construcción pesada. Y así comenzó a desarrollar una bomba basada en una válvula de aire y con los diafragmas necesarios para llevar a cabo estas aplicaciones.

Tras unos años llevando a cabo el proceso de ensayo y error, Jim Wilden comenzó a fabricar y vender con éxito bombas de membrana de los modelos M16 y M14, hasta que su volumen de ventas era tan elevado que contrató a un vendedor para continuar investigando. Su invención reducía el tiempo de seis horas de producción a una.

Con todos estos avances, Wilden continuó investigando y mejorando la fabricación de las bombas de membrana hasta conseguir que un proyecto de 40 horas se redujese a menos de cuatro horas, y desarrolló el modelo M8 que sería la base de los actuales modelos.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: