El sujetador Bralette, la prenda estrella de los ecommerces de lencería

La lencería vive su mejor momento dentro del mundo de la moda gracias a una nueva pieza estrella: el sujetador bralette. En tan solo unos meses, esta mezcla entre croptop (camiseta corta) y sujetador se ha convertido en un indispensable en todos los armarios femeninos.

La llegada del sujetador bralette a nuestras vidas se debe fundamentalmente a Black Limba, la start up de e-commerce que introdujo esta prenda en España a finales del año 2016. El éxito de este e-commerce comienza en las redes sociales, más concretamente en Instagram, donde bloggers e influencers colaboraron con esta marca luciendo esta prenda como una pieza más de su vestuario, dejándola a la vista por debajo de su blazer.

Meses después del despegue de Black Limba, las grandes marcas de lencería que venden a través de internet se sumaban a esta nueva tendencia y comenzaban a comercializar bralettes. Esta prenda también ha alcanzado las marcas más prestigiosas del sector textil y ya se puede encontrar en e-commerce de moda de cualquier tipo, que venden los bralettes como una pieza más para completar cualquier estilismo femenino.

El sector del sujetador bralette ha conseguido abrirse un hueco en el comercio online a pesar de la dificultad que supone para las usuarias no poder probárselo. Black Limba, ha conseguido solventar esta barrera, no solo vendiendo sus productos en showrooms y tiendas multimarca, sino también lanzando campañas temporales en las que puedes comprar los productos y devolver gratuitamente aquellos que no te valgan.

Sin duda los sujetadores bralettes han llegado para quedarse en nuestros armarios y ya son pocas las mujeres que no tienen alguno. Su secreto no es solo que sean bonitos y elegantes, sino que además apuestan por otro factor clave que seguramente sea la clave de su éxito: la comodidad.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: