Grifos de ducha y otros elementos para la seguridad de los mayores durante el baño

Los grifos de ducha, junto a otros elementos que conforman el cuarto de baño, son utilizados a diario. Y, aunque estamos acostumbrados a su uso, entrañan distintos peligros que se podrían evitar gracias a un correcto uso y adaptación.

Cualquiera puede tener un accidente, pero son los grupos de riesgo como aquellas personas que tienen discapacidad física, debilidad muscular, dolor en las articulaciones, o los ancianos, los que tienen una mayor probabilidad de sufrirlo.

Para evitarlos, desde www.todoenbaños.com nos recomiendan una serie de precauciones a la hora de usar el cuarto de baño y adaptarlo de manera correcta teniendo en cuenta quien va a hacer uso de él.

Tanto la bañera como la ducha son los lugares en los que más accidentes ocurren dentro de los cuartos de baño. Para poder usarlas con seguridad, debemos tomar una serie de precauciones.

Todos hemos resbalado alguna vez al darnos una ducha o baño, generalmente sin grandes consecuencias, pero es algo que puede causar graves lesiones. Para evitar este peligro, es recomendable colocar una base antideslizante sobre la superficie  de la ducha o bañera y en el exterior, además de intentar mantener el suelo del cuarto de baño seco, para prevenir los peligrosos resbalones. Además, para las personas mayores con una mayor inestabilidad, es recomendable el uso de un banco de ducha que le permita sentarse cuando estén haciendo uso de ella, logrando de este modo reducir en gran medida el riesgo de caída.

A la hora de elegir el grifo de ducha más recomendable, es importante elegir uno que tenga integrada una llave de agua monomando con un tope para la temperatura. Este sistema facilita mezclar el agua caliente con la fría con facilidad y evita quemaduras al no permitir que se pase por descuido de la temperatura máxima recomendada gracias al tope.

La estabilidad de las personas mayores se ve afectada con el paso de los años, por lo que es importante instalar una barra de seguridad horizontal o vertical, nunca en diagonal, que ayude al usuario a mantener el equilibrio y a moverse por ese espacio. Nunca deben emplearse los toalleros para esta función, ya que no aguantarán el peso y se soltarán con gran facilidad.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: