Grifos de ducha, qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirlos

Los grifos de ducha son, en muchos casos, los grandes olvidados dentro de la decoración de un cuarto de baño. Sin embargo, éstos pueden llegar a ser clave a la hora de conseguir el toque especial que buscamos dentro de la estética elegida.

Podemos encontrar una gran variedad de modelos en el mercado, por lo que, aunque nos llevará cierto tiempo encontrar el que más se adecúe, siempre habrá alguno que encaje dentro de nuestra decoración. Eso sí, a la hora de escoger deberemos tener en cuenta el tipo de instalación que tenemos, el modo de accionar el grifo y sus acabados.

Desde la tienda de baños ‘Todo en Baños’ nos dejan las siguientes recomendaciones.

Instalación

Hay distintas opciones de instalación en los grifos de ducha, estas pueden ser instalación mural o empotrada.

  • Instalación mural: es el más empleado, ya que permite sustituir de manera sencilla el grifo. Podemos encontrar gran variedad de modelos de grifo, entre los que están el monomando, el termostático y el bimando, lo que hará muy fácil elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades. Este tipo de grifos de ducha están caracterizados por la colocación de sus tubos, que van empotrados en la pared y únicamente están a la vista las dos tomas en las que se conectará el grifo.
  • Instalación empotrada: este tipo de instalación tendrá un alto coste si la instalación no está previamente dispuesta para ir empotrada, ya que debe realizarse a medida teniendo en cuenta las especificaciones de cada fabricante. En este modelo también podremos encontrar grifos de ducha monomando, bimando y termostático.

Modos de accionar el grifo

Hay distintos modos de accionar el grifo de ducha, lo que nos permitirá elegir el que más se acerque a nuestros gustos.

  • Monomando: este modelo podemos encontrarlo en gran cantidad de duchas. Permite graduar la cantidad de agua que pasa con un único mando mediante giros a la derecha y a la izquierda. Este sistema permite un control muy ajustado a la hora de obtener la temperatura del agua buscada, además de un mayor ahorro y comodidad.
  • Bimando: están compuestos por dos mandos separados que nos permitirán abrir de forma individual el agua fría y el caliente. Este funcionamiento no resulta muy sencillo, ya que calibrar la temperatura es relativamente complicado.
  • Termostático: permiten el total control de la temperatura del agua. Está compuesto por dos mandos que nos permiten regular con uno de ellos el caudal del agua y con el otro la temperatura, permitiéndonos dejar este segundo fijo para tener siempre la ideal desde el comienzo.

 Acabados

Podemos encontrar distintos acabados en nuestros grifos de ducha, permitiéndonos elegir el que vaya más acorde a nuestra decoración. Todos los materiales están preparados para resistir las duras condiciones a las que deben someterse dentro de un cuarto de baño como el agua, el calor, la humedad, etc.

  • Acero inoxidable
  • Blanco y negro
  • Bronce
  • Cromo
  • Latón
  • Níquel

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: