Cintas de correr: 4 consejos para mejorar tu técnica de carrera

cintas de correr

  1. Manos sueltas y relajadas: a menudo cuando corremos en cintas de correr tendemos a apoyar el tronco superior en los brazos laterales de la cinta. Sin embargo, lo aconsejable es correr con los brazos y las manos libres, de manera que el movimiento se adapte al trote.
  2. Cabeza en línea con la columna: una tendencia postural común es doblar la cabeza hacia delante, lo que provoca tensión muscular, menor rendimiento deportivo y descoordinación. Cuando estés en la cinta, mira al horizonte e inclina ligeramente el cuerpo hacia delante –recuerda, no la cabeza-, ya que es la postura con la que conseguirás mayor eficacia de carrera.
  3. Acortar la zancada: el apoyo de la zancada debe ser recogido debajo de la cadera, con lo que se evitarán lesiones en los talones, ya que el impacto es menos brusco y se adquiere mayor eficacia. Si lo que quieres es mejorar tu marca puedes llevar tus talones a los glúteos el mayor número de veces posible mientras corres en la cinta de correr.
  4. No estirar los codos demasiado: hay que evitar que vayan rígidos, por lo que lo ideal es posicionarlos en un ángulo de 120 grados.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.