Grifos de ducha para ahorrar agua: Tres consejos para mejorar su eficiencia

Según los expertos de la tienda de baños ‘todoenbaños.com‘ una ducha de 10 minutos desperdicia al menos 200 litros de agua. Sin embargo, con la tecnología adecuada aplicada a los grifos de ducha, esta cantidad se puede minimizar.

1. Mejorar la eficiencia de los grifos de ducha

Una de las claves para reducir el desperdicio de agua en la ducha es instalarles reductores de caudal, que permiten ahorrar cerca de un 50% de agua. Este dispositivo permite mezclar el agua con aire reduciendo el caudal, pero sin renunciar al confort o la sensación de abundante cantidad de agua.

Hay otros dispositivos que limitan la apertura del mando o estrechan el caño, pero el resultado de funcionamiento dependerá del comportamiento del grifo original.

2. Mantener la temperatura ideal

Uno de los momentos en los que hay mayor desperdicio de agua se produce mientras se alcanza la temperatura adecuada. Se estima que así se pierden más de ocho litros. Por esta razón, se aconseja el uso de grifos de ducha termostáticos que permiten prefijar la temperatura deseada. También existen los sistemas eco-stop que permiten detener el flujo y restablecerlo con la misma temperatura y caudal.

3. Reutilizar el agua

Siempre existen formas adicionales para ahorrar el agua que se desperdicia mientras se está en la ducha. Una opción es recogerla con un cubo o con sistemas específicos para ello. Esa agua recogida puede ser reutilizada para regar las plantas, lavar los platos o cualquier otra tarea doméstica.

Otras ideas útiles son aquellas que buscan unificar el baño para reducir el consumo de agua, como es el caso de las duchas ecológicas para recuperar el agua usada. Son útiles porque la filtran y la usan para el WC.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.