Bicicletas estáticas para recuperar rodillas

Las bicicletas estáticas son una de las opciones más recurridas a la hora de rehabilitar rodillas, esto se debe a que es un ejercicio que no solo no impacta sobre la articulación, sino que además la refuerza.

Las razones por las que las bicicletas estáticas son la mejor opción para recuperarse de una lesión de rodilla son simples. Montar en bicicleta es un ejercicio de bajo impacto para las articulaciones, evita cargar el  peso del cuerpo, desarrolla un movimiento continuo y controlado desde una posición estable, lo que evita brusquedades, y además al pedalear desde una bicicleta estática se evita cualquier tipo de riesgo que pueda presentar el terreno, como caídas o golpes.

Pero ¿por qué subirse a una bicicleta estática es más beneficioso para la recuperación que el simple reposo? Tras sufrir una lesión de rodilla hay una primera fase en la que es necesario descansar, sin embargo, pasado un tiempo es necesario que los músculos, tendones y ligamentos que soportan la rodilla cojan fuerza para volver a realizar actividades habituales como andar, correr o saltar.

Pedalear sobre bicicletas estáticas fortalece los músculos y la estructura de la articulación, mejora la estabilidad e incrementa la flexibilidad. De esta forma, haciendo ejercicios controlados y de forma continua la articulación de la rodilla volverá a recuperar su antigua fuerza y movilidad. Es importante que los ejercicios de rehabilitación sean impartidos o supervisados por un profesional médico, así se evitarán sobreesfuerzos que conduzcan a una recaída de la lesión o a una mala recuperación.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.