Traducción técnica frente a traducción literaria

Existen algunas contradicciones en la manera de tratar y considerar la traducción técnica.

Por un lado, se considera que el traductor especializado en traducción técnica debe ser menos creativo que el literario y sólo tiene que preocuparse de usar la terminología correcta y un estilo de lenguaje sencillo. De todos modos, el estilo técnico original tampoco es un estilo literario y la Enciclopedia Británica opina que es en la única ocasión en la que la traducción puede ser tan buena como el original.

Por otro lado, los traductores literarios aparecen siempre mencionados en las obras traducidas, mientras que el traductor técnico casi nunca (o nunca) aparece. Por lo tanto, podemos decir que la consideración del traductor técnico es de menor importancia que la de otros traductores.

La incongruencia está en que, ante esta situación de mera herramienta de comunicación casi secundaria, el profesional de la traducción técnica es el mejor pagado dentro del mundo de la traducción. El motivo es que existen pocas personas que conjuguen los conocimientos del campo de especialización técnica con los de traducción, convirtiendo al traductor técnico en una rara especie.

Desde la agencia de traducción Enai E-Consulting Internacional, explican que su intención es buscar “no solo traductores nativos en la lengua a traducir sino también con una amplia formación y experiencia en el campo técnico en el que van a trabajar”.

La realidad es que la traducción técnica es responsable de infinitos y voluminosos textos y que en el mundo tecnológico actual resulta imprescindible.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: