Los peligros de realizar tratamientos dentales a través de apps

Llevar a cabo un tratamiento dental sin contar con la supervisión de dentistas profesionales puede ser muy peligroso para nuestra salud. Una de las últimas modas es adquirir por Internet supuestos kits de ortodoncia y de blanqueamiento dental que, en teoría, pueden llevarse a cabo utilizando una aplicación móvil y sin que sea necesario recurrir a un odontólogo. Estos métodos prometen resultados profesionales cuando la realidad es que solo ponen en juego la salud de los usuarios.

Los tratamientos milagro para blanquear o alinear las piezas dentales ofertados en Internet atraen a los posibles consumidores por sus bajos precios, facilidades y supuestos resultados profesionales. Muchas de las empresas que comercializan estos kits solo solicitan una fotografía de la dentadura del usuario para proceder al envío del producto, sin llevar a cabo ningún tipo de diagnóstico por parte de un odontólogo. De la misma forma, el seguimiento del tratamiento dental se realiza única y exclusivamente mediante una app.

Si no se cuenta con la figura de un dentista que pueda evaluar cada caso particular y controlar el tratamiento dental, las consecuencias pueden ser muy graves para la salud de los pacientes. Y es que muchos de los productos que se utilizan en estos kits llevan componentes químicos que pueden provocar desde la abrasión y pérdida de piezas dentales hasta graves patologías.

Este tipo de negocios funcionan prometiendo resultados a bajo coste, pero no pueden ofrecer las garantías de las clínicas dentales y sus odontólogos. Por ello, la gran mayoría no se hacen responsables si el tratamiento deriva en cualquier tipo de problema para el paciente que lo ha adquirido. Muchas de estas empresas ya han sido denunciadas por el Consejo General de Dentistas y el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM).

La gran mayoría de las clínicas dentales en Madrid y otras comunidades son favorables al uso de la tecnología para mejorar la salud dental de los pacientes. De hecho, muchos dentistas recomiendan aparatos, utensilios y también aplicaciones que pueden ser de gran utilidad para ayudar a sus pacientes a mantener una buena higiene dental. Sin embargo, un dispositivo móvil nunca podrá sustituir a la figura del dentista, por ello es vital que se use la tecnología siempre bajo las indicaciones y control del odontólogo.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: