Un 70% de la población mundial tendrá smartphone en 2020

smartphones

Un 70% de la población mundial tendrá al menos un smartphone en 2020 y un 90% de los habitantes dispondrán de cobertura de banda ancha móvil en cinco años, según se desprende del último informe Mobility Report elaborado por Ericsson.

La compañía señala que en los mercados maduros el crecimiento de dispositivos móviles es consecuencia de un número cada vez mayor de dispositivos por usuario, mientras que en las regiones emergentes se debe a la llegada de nuevos suscriptores gracias a la aparición de smartphones “más asequibles”.

De esta forma, las suscripciones de teléfonos inteligentes pasará del los 2.600 millones de 2014 a los 6.100 millones en 2020. El informe destaca que el 80% de los nuevos usuarios se concentrarán en Asia Pacífico, Oriente Medio y África.

Por su parte, los suscriptores de móviles pasarán de los 7.100 millones de 2014 a los 9.200 millones de 2020, de acuerdo con el ‘Mobility Report’.

Para Ericsson, en 2020 habrá 26.000 millones de dispositivos conectados. La compañía ha indicado no obstante que surgen nuevos casos de uso para aplicaciones de corto y largo alcance, lo que conlleva un creciente número de dispositivos, confirmado así el avance hacía su “visión” de 50.000 millones de dispositivos conectados.

El informe refleja que paralelamente al crecimiento en el número de smartphones aumenta también el tráfico desde dispositivos conectados. Así, el tráfico de datos móviles se multiplicará por diez en 2020, cuando el 80% de todo el tráfico se genere a través de teléfonos inteligentes.

En concreto, el tráfico de vídeo seguirá aumentando un 55% anual y en 2020 supondrá alrededor del 60% del tráfico total de móvil. Este incremento se debe al cambio en las preferencias de los usuarios por los servicios de vídeo en ‘streaming’, así como por el consumo de contenidos audiovisuales .

Para la vicepresidenta y directora de Estrategia de Ericsson, Rima Qureshi, este enorme crecimiento de la tecnología móvil avanzada y del tráfico de datos, impulsado por un incremento de la conectividad móvil y los smartphones, hará que la revolución de los ‘big data’ sea equivalente a lo que en su momento supuso la aparición del disquete.

“Consideramos que el potencial de transformación a escala masiva creará multitud de oportunidades de nuevos ingresos para los operadores de telecomunicaciones, entre otros. Pero también implicará centrarse en una oferta competitiva en costes y abrirse a nuevos modelos de negocio para seguir siendo eficientes y continuar compitiendo”, ha señalado Qureshi.

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.