El verano, causante del 33% de las averías de los móviles

La llegada del verano aumenta en un 33% la cantidad de averías que sufren los móviles. El agua y las altas temperaturas pueden llegar a estropear el buen funcionamiento de los terminales.

En concreto, las altas temperaturas producen el 50% de las averías en esta época del año, según ha señalado The Phone House en un comunicado. Por ello, lo mejor es dejar el móvil oculto a la sombra, de esta forma se protege del calor y de paso también de posibles robos.

Sin embargo, el calor ambiental no es el único factor capaz de estropear el ‘smartphone’, también la propia temperatura del dispositivo puede jugar una mala pasada. Este peligro se acrecienta a la hora de jugar con el móvil, pues puede recalentarse en extremo.

Para evitar que el teléfono sobrepase la temperatura interior máxima, entre 30 y 35 grados, es muy importante tener programas de refrigeración y control de temperatura instalados en el móvil. CPU Gauge o Temperature Monitor son una de las muchas ‘apps’ que avisan al usuario cuando se ha sobrepasado la temperatura, aunque actualmente hay muchos móviles que ya vienen con funcionalidades integradas de control de temperatura.

El agua y la humedad son otros de los grandes responsables de averías de ‘smartphones’, un peligro que aumenta si se lleva el dispositivo a la piscina o a la playa. Hay que tener en cuenta que una simple gota de agua puede estropear el teléfono, por lo que se recomienda utilizar el dispositivo con las manos completamente secas.

Pero los accidentes ocurren, y es normal que los móviles puedan caer a la piscina o al mar. En ese caso, lo mejor es quitar la carcasa, secar el interior y retirar las tarjetas. Si el dispositivo se ha sumergido completamente durante bastante tiempo, es importante retirar la batería siempre que sea extraíble, y bajo ningún concepto hay que poner a cargar el móvil.

Lo mejor en estos casos es dejar que el móvil se seque durante varios días sin exponerlo al sol, o también se puede introducir en un recipiente de arroz durante dos días para que absorba la humedad.

Mucha gente teme dejar el móvil dentro de la mochila cuando va a la playa y que al regresar de darse un baño el dispositivo ya no esté allí. Este temor hace que aumente la contratación de seguros de ‘smartphone‘ en julio y agosto, una práctica recomendable pues el seguro puede ahorrar al usuario entre 150 y 600 euros dependiendo del modelo y del accidente.

Pero lo mejor contra los accidentes es la prevención. Una buena funda o carcasa, además de personalizar al teléfono, lo protege de la humedad, la arena, los arañazos y la rotura de pantalla por caídas.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: