Peligra la celebración del Mobile World Congress

mobile-world-congress

El Mobile World Congress (WCC) podría no celebrarse en Barcelona el año que viene. Así lo ha publicado El Confidencial, señalando como causa principal la victoria de Ada Colau en las recientes elecciones a la alcaldía de la ciudad Condal y la ocupación de la sede del evento por las CUP (organización política con presencia en Barcelona y Valencia).

Según este medio de comunicación,  Colau siempre ha defendido su idea de redefinir el papel del acto económico más importante que se celebra cada año en la ciudad de Barcelona y que deja en la ciudad más de 300 millones de euros.

Un hecho que ha llegado a oídos de John Hoffman, consejero delegado de GSMA, la entidad que organiza el MWC. Colau tendrá que hacer frente a este primer reto en un mal momento, ya que el 2 de junio el comité ejecutivo de GSMA se reúne en París para tal vez definir la continuidad del MWC en Barcelona, y la toma de posesión como alcaldesa de Colao no será hasta el 11 de junio, si consigue los apoyos necesarios.

Pero este no es el único problema que hace peligrar la celebración del MWC. El Confidencial también apunta a la ocupación ilegal por cientos de personas de la sede del MWC, un edificio donde trabajan 100 personas y cuyas nóminas en gran parte son pagadas por la fundación Mobile World Capital, de la que forma parte la propia GSMA, pero también el Ayuntamiento de Barcelona.

Según detalla El Condifencial, las centenares de personas que “ocupan” el edificio lo hacen a modo de protesta sindical por la situación de las subcontratas de Telefónica, pero con una carga de profundidad política evidente por parte de la izquierda radical. Por el momento no hay fecha para el desalojo del edificio, situado en el centro de Barcelona, en Portal de l’Àngel. El juez se ha lavado las manos alegando que es un problema sindical. Y nadie se pronuncia sobre la situación ni en el Ayuntamiento ni en la Generalitat.

La organización política de izquierda, la CUP se ha visto implicada en el suceso al participar su máximo representante en el Parlament, David Fernández. Este hecho es destacable por tratarse de uno de los principales aliados de Colau para gobernar en la capital catalana, según fuentes de El Confidencial. .

La decisión final acerca de la celebración del MWC será a mediados de julio, tras la reunión  del consejo de GSMA en Shanghai. Si la indefinición política se sigue manteniendo entonces podría entenderse como hostilidad y hay muchas ciudades europeas que aspiran a arrebatar el Mobile a Barcelona. La principal, París, con el apoyo de la operadora francesa Orange.

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.