La autocensura de las operadoras

En varios países alrededor del globo (particularmente aquellos que han mostrado cierta “obsesión por controlar los contenidos en la red) se ha venido denunciando desde hace ya un tiempo la llamado “autocensura” de los proveedores de Internet. Como el propio nombre indica, consiste en que los proveedores creen una especie de “lista negra” con sitios a los que sus usuarios no pueden acceder, por razones casi siempre desconocidas para el usuario y con un proceso de selección de sitios poco transparente.

Es el caso de los tres principales proveedores de acceso a Internet en Australia, que muy recientemente han anunciado que comenzarán a desarrollar esta lista de sitios prohibidos, iniciando con 500 sitios en principio. Diseñado para prevenir la pornografía infantil, la principal preocuopación con este tipo de iniciativas es que, al ser la lista de sitios confidencial y poco transparente, siempre existe el temor de que se bloqueen páginas por otro tipo de intereses.

Principalmente, el problema con este tipo de iniciativa es que no se sabe quien decide que clase de páginas son consideradas “inapropiadas” o bajo que criterios se decide, lo que lo vuelve susceptible a censura de sitios que no precisamente ofrezcan pornografía infantil.

Esta autocensura de las operadoras ya ha afectado también a otros países, y hay que destacar que esta autocensura muchas veces viene acompañada de fuertes presiones ocultas por parte de las discográficas, como ha ocurrido recientemente en Inglaterra, en donde el proveedor más grande del país, TB, se ha visto obligado a bloquear un sitio de descargas muy popular en el país. Esta práctica de autocensura puede ser bastante peligrosa, y enfatiza la necesidad de la aprobación de la neutralidad en la red en muchos países.

Rodolfo O.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: