Los sindicatos, en contra del ERE en Vodafone tras su fusión con Ono

Vodafone

Los sindicatos han mostrado esta mañana su negativa a firmar un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Vodafone ante las informaciones publicadas que indican que se podría producir un ajuste laboral en las plantillas tras la fusión con Ono, cuya compra cerró el pasado verano por 7.200 millones de euros.

Fuentes de los sindicatos, sorprendidas ante dichas informaciones, han recordado que ambas empresas ya han sufrido en el pasado más reciente sendos procesos de ajuste, lo que evidencia que el “nuevo intento” de ajuste de personal se apoya “únicamente” en intereses contables.

“La posibilidad de un ERE es una evidente muestra de la escasa voluntad negociadora de Vodafone, pues convierte a los trabajadores en frías cifras, cosificándolos como instrumento para obtener una rentabilidad económica directa de la operación de compra de Ono“, han señalado desde UGT.

Por su parte, fuentes de CC.OO. consultadas por Europa Press han mostrado su desconcierto ante los rumores aparecidos en prensa y la falta de información por parte de la empresa, que en su opinión roza el “antisindicalismo” y han apuntado que, preguntados al respecto esta misma mañana, directivos de la compañía han negado dicho extremo.

En este sentido, un portavoz de Vodafone se ha limitado a señalar que en estos momentos no se manejan cifras respecto a un posible ajuste laboral y se ha negado a comentar cualquier especulación al respecto.

Desde CC.OO, han advertido que se hará “lo necesario” para que, si hay que negociar algo, se haga con “todos” los medios legales posibles al alcance.

A finales de 2014, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, reconoció que en procesos de compra las redundancias suelen estar entre el 10% y el 30% de los trabajadores, pero añadió que, en el caso de Vodafone y Orange, al tratarse de empresas “complementarias”, esté estaría más cerca del 10% que del 30%.

La plantilla de Vodafone España asciende a unos 3.500 empleados y la de Ono es de unos 2.500 trabajadores, por lo que, en conjunto, las empresas integradas emplean a unos 6.000 trabajadores. Así, de aplicarse esta horquilla, los afectados oscilarían entre los 600 y los 1.800 trabajadores.

Vodafone España alcanzó el pasado año un acuerdo con los sindicatos para un ajuste de empleo que incluía el despido de 620 trabajadores, la externalización de servicios con 130 empleados afectados, así como cambios en las condiciones laborales para otras 150 personas.

Además, Vodafone España ha abierto una nueva convocatoria para optar a una de las 52 vacantes –con incorporación fija en la plantilla– que ofrece a recién titulados con “talento” a través del programa ‘Discover Graduate’.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: