La compra de Jazztel por Orange podría dar lugar a un nuevo operador convergente

red de fibra optica orange

El director general adjunto del área de Competencia de la Comisión Europea, Carles Esteva Mosso, ha explicado que a la hora de estudiar una concentración en el mercado de telecomunicaciones el análisis no se puede limitar a aplicar reglas como “cuatro operadores son buenos, tres no”, aunque ha adelantado que en España, tras la compra de Jazztel por parte de Orange, los compromisos adquiridos por la multinacional francesa asegurarán la aparición de un nuevo operador convergente.

“No se puede adoptar este tipo de reglas como guía a la hora de llegar a conclusiones en el análisis del mercado de telecomunicaciones”, ha explicado Esteva durante la jornada anual de Competencia organizada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esteva ha reconocido que en algunos países se establecen ‘líneas rojas’ respecto al número mínimo de operadores de red en un mercado y se considera que cualquier remedio que se imponga es insuficiente si se elimina esta barrera. “Es un debate actual cuyas conclusiones se verán en el futuro”, ha atajado.

En este sentido, Esteva ha puesto como ejemplo el análisis de la concentración en España entre Orange y Jazztel, que eran dos operadores muy dinámicos en acceso fijo y en Internet y cuya integración podía suponer algunas ventajas competitivas.

Por esta razón, para lograr el ‘visto bueno’ de Bruselas, Orange se comprometió a ceder red de fibra, dar acceso a la red de ADSL de cobre de Jazztel y conceder al comprador de la red de fibra acceso mayorista a su red móvil, incluidos los servicios 4G, a menos que el comprador ya disponga de acceso a una red móvil. “Con estos remedios se facilita la entrada de otro operador convergente en el mercado español”, ha indicado.

“El problema de si aparece o no un cuarto operador en el caso de Orange y Jazztel ha demostrado que hay suficiente interés y no hace temer que no aparezca este cuarto operador convergente”, ha explicado.

Otro de los ponentes de la mesa, el director asociado de Frontiers Economics, José María Rodríguez, ha apuntado que la “fiebre” de fusiones en Europa en los últimos años responde a una serie de cuestiones subyacentes importantes, como la caída de ingresos en el mercado de telecomunicaciones debido a la crisis o la competencia de compañías de Internet que prestan servicios similares a las de los operadores, como Skype o Whatsapp.

Rodríguez ha manifestado que las fusiones en telecomunicaciones “preocupa mucho” y ha recordado que una de las diferencias entre la concentración en este sector y otras industrias reside en los “saltos tecnológicos”, que benefician al consumidor con mejores servicios y menores precios.

Para el director asociado de Frontiers, la dificultad de análisis de estas fusiones consiste en valorar “adecuadamente” el efecto de concentración en el corto y en el largo plazo.

En este sentido, Rodríguez se ha preguntado si tener más competidores es “siempre” mejor para el consumidor a largo plazo.

Por su parte, el director de la asesoría jurídica de telecomunicaciones de Telefónica España, Juan Montero Rodil, ha recordado que, a tenor de los análisis de la comunidad inversoras, no hay operadores europeos relevantes en el mercado global digital, aunque sí algunas compañías norteamericanas y asiáticas y sobre todo gigantes de Internet -los denominados OTTs (Over The Top)– como Google, Amazon o Apple.

Montero ha advertido así del peligro de que las compañías europeas se vean finalmente “fuera de juego” en un mercado global “altamente competitivo” y de las consecuencias que este efecto puede tener para Europa desde el punto de vista económico o social.

Para el experto, el marco normativo, que no es el único factor que afecta en esta realidad, debe identificar a la hora de marcar directrices cuales son los mercados relevantes, así como poder de mercado y presiones competitivas en el mercado real.

“La competencia se produce entre empresas, servicios y, también, entre regímenes regulatorios regionales”, ha apostillado Montero, que se ha preguntado si a la larga los marcos normativos locales benefician o perjudican a los consumidores de los mercados europeos.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.