La televisión de pago: el servicio estrella de las operadoras

La televisión de pago en España tiene un futuro prometedor. Continúa su avance tras superar en 2015 los 5,5 millones de abonados, récord en la historia de nuestro país. Aunque los países de Europa están todavía lejos, en España se augura un importante crecimiento en este sector tras los últimos movimientos estratégicos de las operadoras.

El último estudio de la CNMV refleja el cambio de modelo de los abonados en la televisión de pago. En 2015 se redujo de manera importante la televisión de satélite pasando de 1,5 millones hasta los actuales 1,1 millones. Por el contrario, los servicios que además incluyen teléfono e internet pasaron de los 1,9 millones hasta los 2,8 millones de abonados.

En este contexto, ¿cómo se han adaptado las operadoras a la televisión de pago?

Desde hace unos años la apuesta de las empresas de telecomunicaciones por la televisión de pago es evidente. Telefónica, tras la compra del que fuese líder en televisión, Digital+, se ha convertido en una operadora de “televisión”. La emisión de series, que duplica las que emite Netflix en España, es la mejor propuesta de ese tipo de contenidos que hay ahora en el mercado, a lo que hay que sumar la cada vez más amplia oferta de producciones propias. La emisión de los deportes, especialmente del futbol, es, también, uno de los mayores argumentos para ganar clientes de la TV de pago.

Precisamente el fútbol es el mayor reclamo a la hora de contratar un paquete de televisión con cualquier operadora (aproximadamente 2 millones de clientes de los 5,5 millones totales). Actualmente, las tres principales compañías de telecomunicaciones de nuestro país ofrecen todo el fútbol incluido en sus paquetes convergentes (Internet+TV). Sin embargo, la diferencia radica en la oferta del resto de canales. Una oferta que, según datos de la ITU, ascendía a 53 canales de pago en España hace 4 años, frente a los 29 de Alemania o los 11 de Francia, pese a que estos países tienen el doble de tasa penetración de televisión de pago que España.

Telefónica es la operadora que más canales ofrece a través su plataforma Movistar+. No obstante, tanto Orange como Vodafone han incorporado en los últimos años un gran número de canales, dando lugar a un mercado más competitivo y variado que pretende hacer frente al ascenso de empresas de Internet (OTT) como Netlix, Amazon o HBO.

Pero no sólo de contenidos viven los clientes sino que cada vez son más las mejoras técnicas, como la emisión 4k o el incremento de servicios como ver la TV en diferentes dispositivos. Precisamente, el servicio de VOD (Vídeo bajo Demanda) ya está incluido en prácticamente todas las plataformas de televisión de las operadoras, con catálogos que superan notablemente en número al de las OTT y que permiten al usuario disponer de contenido ‘a la carta’. En España, Digital+ fue el pionero en ofrecer este servicio con Yomvi, ahora Movistar+, y en la actualidad ofrece la opción de descargar el contenido para verlo sin conexión a internet a posteriori. Estas funciones tienen por objetivo facilitar la accesibilidad de los usuarios y personalizar su contenido, algo impensable hace tan solo unos años y que actualmente se valora como un servicio extra pero de vital importancia para aquellos que lo utilizan.

Tanto es así, que éste es sin duda uno de los reclamos a los que más aluden las operadoras de cara a vender sus paquetes de televisión, junto a la opción multidispositivo con la que ofrecen al cliente la posibilidad de disfrutar del contenido en su ordenador, tablet o Smartphone.

Así pues, la apuesta y la inversión de las operadoras en el mercado español no se detiene y hace prever que, en pocos años, la tendencia de crecimiento podría alcanzar niveles europeos.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.