La importancia de las imágenes 3D en los implantes dentales

Los implantes dentales son uno de los tratamientos más realizados por los dentistas. Se trata de una solución duradera y permanente ante la pérdida de dientes. Se colocan mediante una intervención muy sencilla, con una duración de entre 25 y 30 minutos y prácticamente sin molestias. Para ello, se están implementando procedimientos innovadores que, además de simples y eficaces, mejoran la estética del paciente.

España es líder en una de las tecnologías que más se utiliza en esta área: las imágenes tridimensionales o 3D. Se obtienen gracias a una tomografía axial computarizada (TAC) y un programa informático especializado.

Con la citada técnica los dentistas obtienen las piezas exactas que serán colocadas en la boca de los pacientes. Antes de llevar a cabo la cirugía trabajan con una imitación de la boca en cuestión, que les permite diagnosticar y planificar el procedimiento necesario, según cada caso.

Uno de los avances más notorios del citado método es que ha reemplazado los puntos de sutura por pequeños orificios en la encía. Además, es un tratamiento que puede aplicarse a cualquier paciente. No obstante, es importante avisar con anterioridad si se toma algún tipo de medicación como anticoagulantes. Es ideal para aquellas personas que requieran de un procedimiento habitualmente más largo, ya que en una sola intervención se pueden introducir varios implantes, en el sitio exacto y sin generar imperfecciones.

Utilizar imágenes 3D en los implantes dentales es beneficioso tanto para el odontólogo como para el paciente. Por un lado, es más eficaz y reduce el tiempo de la intervención. Por otro, minimiza el dolor, la inflación u otro tipo de molestia derivada de un procedimiento dental. Además, mejora le estética de la sonrisa.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: