España lanza una campaña contra la compraventa de productos falsificados por Internet

Comentábamos hace algunas semanas que 1 de cada 3 compras realizadas en Internet en España supone para el cliente pasar por una incidencia grave, siendo una de las causas más frecuentes de estos problemas, que se trate de productos falsificados o con fallos.

Respecto del primero de los casos, ahora hemos sabido que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Centro Europeo del Consumidor en España acaban de unirse para una campaña que pretende concienciar a los consumidores acerca del riesgo de estas prácticas, cuando son conocidas.

En tal sentido, las autoridades de estas instituciones han señalado en un primer acercamiento a la prensa, que los consumidores deben poner especial atención cuando realicen sus compras, prestando atención a los pequeños detalles que les permitan distinguir una imitación de un producto original.

Los objetivos de esta iniciativa son dos. Por un lado, evitar que los clientes novatos o distraídos caigan en engaños. Y por otro, intentar desarticular este consciente sistema de economía paralelo que atenta contra los derechos de Propiedad Industrial y los derechos de la Competencia.

Según estos expertos, los productos falsificados “no cumplen con las normativas de seguridad”, además de que suelen “presentar una calidad inferior” y “representar un serio peligro para la salud”. Motivos más que suficientes para descartarlos.

Finalmente, hay que considerar los datos difundidos por el último Informe de situación 2019 de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión EuropeaEUIPO-, cuyas estadísticas hablan de pérdidas, por año, de unos 6.700 millones de euros en todo el continente.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: