Bruselas confirma la ayuda para el despliegue de banda ancha en España

Aunque España es uno de los países más fiables en lo que respecta al funcionamiento de su servicio de banda ancha, eso no significa que una buena porción de la población nacional aún no tenga acceso a este derecho, o vea su rendimiento algo limitado.

En tal sentido, la Comisión Europea -CE- acaba de confirmar el aval para la concesión de 400 millones de euros en ayudas públicas al país, con el objetivo de mejorar el despliegue de la banda ancha de altísima velocidad durante los próximos tres años, de aquí al 2022.

La medida, que evidentemente nos beneficiará a muchos de nosotros, tiene como principal finalidad mejorar las velocidades de subida y bajada que pueden disfrutar aquellas personas que se encuentran en zonas rurales o algo alejadas de los grandes centros urbanos.

De acuerdo a las previsiones, una vez que las nuevas redes estén plenas, brindarán velocidades de carga y descarga de 300 Mbps, que en algunos casos incluso llegarán a 1 Gbps. Indudablemente, un paso al frente respecto de la situación actual.

Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva responsable de la política de competencia de la CE, manifestó que “con esta decisión respaldamos una vez más el uso de fondos públicos para los servicios de Internet de alta velocidad destinados a los hogares en zonas donde la inversión privada es insuficiente”.

Una de las grandes ventajas de este nuevo despliegue es que permitirá que los usuarios alcanzados puedan conectarse a cualquiera de los operadores sin ningún tipo de discriminación, lo que incentivará las inversiones de las compañías privadas.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: