Por el lento despliegue del 4G, el 3G retrasa su muerte dos años

Así como antes utilizábamos las redes de 2G y con la llegada de sus sucesores aquellas prácticamente desaparecieron, se esperaba que en algún momento ocurriera lo mismo con el 3G. No obstante, todo indica ahora que la caída de algunas de las frecuencias de 3G en España se demorará al menos un par de años.

Lo que ocurre es que las primeras previsiones indicaban que las frecuencias de 900 MHz y 2.100 MHz de las redes móviles 3G en España dejarían de funcionar durante el 2020, una situación que ahora ha cambiado, teniendo en cuenta que todo indica que eso no ocurrirá sino hasta el 2022, como mínimo.

Esto es consecuencia directa de que el despliegue de las redes de 4G viene siendo mucho más lento de lo que se esperaba, y al no haber suficientes antenas para brindar esta calidad de conexión móvil, el 3G seguirá funcionando en muchos de estos sitios.

Para que el 3G se dé de baja por completo, primero será necesario que la cobertura 4G se extienda hasta alcanzar el 100% del territorio del país, algo que no está ni cerca de ocurrir, al menos no por ahora. Incluso, otro requisito es que todos los operadores cuenten con VoLTE, algo que tampoco sucede.

Si bien son varios los operadores que pretenden utilizar las actuales frecuencias de 3G para desarrollar sobre ellas otras de 4G LTE, al menos por un par de años más esta última conexión móvil deberá basarse en las bandas de 800, 1.500, 1.800 y 2.600 MHz, para no desconectar a todas aquellas personas que cuenten con dispositivos compatibles, como máximo, con 3G.

Claro, este tipo de noticias resultan mucho más curiosas aún teniendo en cuenta que países como China ya se encuentran discutiendo la llegada de las redes de 6G al mercado, cuando en la mayor parte del mundo ni siquiera hay 5G funcionando a nivel masivo.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: