Casi la mitad de los usuarios no repara su móvil si sufre algún daño

En los últimos meses, por no decir el último par de años, el precio promedio de los smartphones no ha dejado de crecer, produciendo una desaceleración en el crecimiento de las ventas de este tipo de dispositivos, situación que incluso podría agravarse con la llegada de los equipos 5G.

A partir de ello todo indica que, al menos en España, la mayoría de los usuarios no sólo opta por no renovar su teléfono con tanta velocidad como antes, sino que ni siquiera nos tomamos la molestia de repararlos en caso de que se hayan dañado.

Según el último estudio elaborado por la Organización de ConsumidoresOCU-, “al 60% de los usuarios se le estropeó un móvil en los últimos cinco años, mientras que el 46% decidió no repararlo por considerar que era muy costoso”, incluso cuando se trataba de un terminal recién adquirido.

Algunos de los principales motivos por los que se descarta la posibilidad de dejarlos como nuevo tienen que ver con que “no compensa económicamente” o que el arreglo representa más de un tercio del coste que tuvo el smartphone en su momento.

Desde lo OCU han señalado, además, que en el caso de los teléfonos sucede algo que no ocurre con casi ningún otro aparato tecnológico, y es que el momento en el que pueden necesitar una reparación llega demasiado pronto, mucho antes de la mitad de su expectativa de vida útil.

Por otro lado, aquellos que sí creen que compensa gastar algo de dinero en dejar su equipo igual que nuevo, escogen mayoritariamente llevarlo a un servicio técnico oficial, incluso cuando la garantía se haya terminado. La minoría decide dejarlo en manos de un técnico particular o arreglarlo por su propia cuenta.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: