La guerra de las portabilidades vuelve a encenderse tras el confinamiento

Allá por el mes de julio, cuando los coletazos de la pandemia por coronavirus y el confinamiento eran aún más visibles sobre la economía que ahora mismo, comentábamos que el nivel de la portabilidad móvil se ubicaba en su escenario más bajo desde abril de 2017. Es decir, en tres años.

Pues bien, poco a poco estamos adaptándose a esta Nueva Normalidad, en la que las portabilidades vuelven a ser moneda corriente, y el primer estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia -CNMC- viene a confirmar esto.

De acuerdo a tal entidad, en agosto ya tuvimos cifras muy similares a las del mismo mes del año pasado, con 563.000 clientes que cambiaron de operador, al punto de ubicarse esa cifra un 1% por encima de agosto de 2019.

“La portabilidad móvil se mantuvo estable respecto a las cifras de agosto de 2019 y vuelve a cifras habituales después del parón tras la declaración del estado de alarma decretado en marzo por la pandemia del COVID-19″, comentan desde la CNMC.

Como bien se indica, ocurre que muchas de las portabilidades requerían de acercamientos presenciales de los usuarios a los comercios, algo que el Gobierno intentó evitar -y logró- durante los primeros meses de pandemia.

En este regreso de la guerra de las portabilidades, nos encontramos con que Telefónica sigue siendo la que mayor cantidad de usuarios posee, con el 29,94% del mercado, apenas por encima del 24,17% de Orange, el 22,35% de Vodafone y el cada vez más meritorio 17% de MásMóvil, que no deja de crecer.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: