Telefónica España se enriquece gracias a la venta de cobre

En la misma semana en la que se ha transformado en la primera operadora certificada por AENOR frente al Covid-19, Telefónica España acaba de anunciar ingresos por alrededor de 40 millones de euros gracias a la venta de un material preciado como el cobre dentro del mercado nacional.

Este monto, que corresponde únicamente a la primera parte del año, fue posible gracias a la clasificación de los restos de algunas de las antiguas centrales y de las redes de banda ancha fija que la operadora nacional dejó inactivas en los últimos tiempos a partir de la incorporación de fibra óptica reciente.

Por otro lado, no podemos perder de vista que los responsables de Telefónica ya habían advertido que intentarían extremar la eficiencia de sus actividades y filiales, algo que se encuadra con la decisión de deshacerse de estos materiales y venderlos a otras empresas que pudieran necesitarlos.

Por supuesto, esto también permite descubrir algunas de las bondades de la fibra, que con menor cantidad de instalaciones permite que mayor cantidad de personas accedan a redes de Internet.

Para que nos demos una idea más concreta al respecto, podemos especificar que un mazo de cobre de 2.400 pares es capaz de llevar Internet a 2.400 clientes; mientras que un cable de fibra de 256 fibras es suficiente para que 16.384 usuarios pueda mantenerse conectados.

Y a esto hay que agregarle luego que la fibra óptica ocupa menos espacio que las viejas instalaciones de cobre, cerca de un 15% del total de ese material. Por ende, una central de fibra óptica puede apañarse para brindar conectividad a la misma cantidad de cliente que cuatro centrales de cobre.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: