La televisión de pago, mucho más costosa que las plataformas de streaming

Un par de días atrás comentábamos que España era uno de los países de Europa donde resultaba más costoso contratar televisión de pago, y ahora, un nuevo estudio viene no sólo a confirmar eso, sino también a demostrar cuánto más caro resulta que las principales plataformas de streaming.

Es que, como sabemos, ahora mismo podemos contratar servicios variados de VoD, entre los que aparecen algunos como Netflix, HBO y Amazon Prime Video, y aunque cada uno de ellos tiene un coste propio, ni siquiera la suma de todos alcanza las cifras de la televisión de pago.

Un informe realizado por los especialistas de Kelisto al respecto ha intentado mostrar los diferentes precios que podemos afrontar los españoles a la hora de acceder a contenido audiovisual online. Y los resultados son concluyentes.

Por ejemplo, para contratar una tarifa de Internet, móvil y televisión con Movistar, Orange o Vodafone, el precio medio es de 292,32 euros más al año que si nos decantamos por un paquete que incluya banda ancha fija y telefonía barato y le sumamos una suscripción a tres de las plataformas antes mencionadas.

Para ser más precisos, podemos decir que un hogar español con el paquete de televisión de pago más básico ofrecido por su compañía de Internet paga 782,37 euros al año, cifra que aumenta hasta los 1.034,29 euros al año de media si se añade algún canal Premium.

Mientras tanto, si se contrata una tarifa de fibra óptica y móvil barata, que tiene un precio medio de 42,85 euros al mes, y se añaden las suscripciones que mencionábamos antes, por 7,99 euros cada en los casos de HBO y Netflix, y por 36 euros anuales para Amazon Prime Video; el coste anual en estos casos queda en los 742 euros.

Así se gesta esta increíble diferencia que existe, y que ya muchos usuarios están detectando, cambiando sus hábitos de consumo.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: