HP fabrica cartuchos de tinta con botellas de plástico recicladas

HP ha fabricado cartuchos de tinta producidos a partir de botellas de plástico recicladas en Haití, con el objetivo de “mejorar la vida de los niños que recogen este material” y fomentar “un modelo de economía circular con bajas emisiones de carbono”, según ha informado la empresa.

Así, a lo largo de 2016, la compañía fabricó más de 3.400 millones de cartuchos de tinta y tóner HP utilizando más de 88.900 toneladas de material con contenido reciclado incluyendo 3.700 millones de botellas de plástico usadas, según ha informado HP, que ha asegurado que más del 80% de los cartuchos de tinta de HP contienen de un 45% a un 70% de contenido reciclado, mientras que el 100% de los cartuchos de tóner contienen entre el 10% y el 33% de contenido reciclado.

Además, según la compañía, actualmente, cerca de 300 niños recolectan materiales reciclables desde el vertedero Truitier en Haití, por lo que esta iniciativa, al comprar el plástico que recuperan los niños, pretende “proporcionar oportunidades de educación, incluyendo la escolarización y acceso total a cuidados sanitarios y formación sobre salud y seguridad“.

Asimismo, según ha señalado la compañía, los partners de esta iniciativa proporcionan formación laboral para los miembros adultos de las familias de los niños que también están trabajando en los vertederos, e invertirán cerca de 150.000 dólares en proyectos de emprendedores, microempresas y pequeñas y medianas empresas en barrios específicos.

Con todo, HP ha asegurado que está ayudando “a crear puestos de trabajo y llevar la dignidad a los recolectores de materiales reciclables” en Haití, debido a la “nueva oportunidad de mercado, capaz de generar un flujo de ingresos constante y mejorar las condiciones de los trabajadores”, al tiempo que “se está evitando que los plásticos lleguen al Mar Caribe, combatiendo el creciente problema de la contaminación oceánica”.

Para el responsable de la cadena de suministro de HP, Stuart Pann, el trabajo en Haití “permite llegar a los colectivos vulnerables de esta zona y hacer que su plástico se incorpore a la cadena de suministro, que crea oportunidades económicas y una mejor calidad de vida para las familias”.

 

Related Posts