Worten integra la distribución omnicanal en sus tiendas

Worten ha integrado una distribución omnicanal que facilitará la venta tanto en tiendas físicas como en Internet. La cadena de establecimientos de electrónica cuenta con un sistema equipado con la última tecnología que permite dar una respuesta inmediata a las solicitudes de los clientes y facilitarles el electrodoméstico deseado tanto en la tienda Worten que soliciten como en su casa. Según Luis Hernández, director de marketing y ecommerce de Worten España, “la integración entre el mundo físico y digital tiene que ser una prioridad”.

La compañía del grupo portugués Sonae aterrizó en España en el año 2009, pero no fue hasta 2012 cuando abrió su tienda online. Desde entonces, el crecimiento de la misma ha sido exponencial, con un aumento del 200% en 2015. Además, “en enero de este año el negocio online supuso un 12% del total vendido. Estamos invirtiendo mucho dinero en nuestra transformación digital porque sabemos que es necesario ofrecer una experiencia integrada”, afirma Hernández.

Una de las bazas que está jugando Worten para aprovechar sus tiendas físicas y a la vez fomentar el uso del canal digital, es “ofrecer exactamente los mismos servicios a todos los usuarios, utilicen la vía que sea. Si el cliente decide comprar por Internet podrá asesorarse igual que si lo hiciera en la tienda, pues contamos con un chat y un teléfono de atención para interactuar con nuestros expertos. Además, una vez adquirido el producto, el usuario tendrá las mismas ventajas que la persona que se acerque a la tienda, es decir, una determinada garantía, fácil devolución y cambio. No podemos descuidar estos detalles”, según Hernández.

La tecnología está muy presente en estos nuevos espacios, no sólo en los productos que se venden, si no en la forma en la que se distribuye el establecimiento. Por una parte, se han instalado pantallas gigantes que simulan productos que no tienen en la tienda, “para ver la nevera que quieres comprar aunque no esté físicamente”; se ha mejorado la atención al cliente con expertos que enseñan a manejar cada producto; todos los dependientes cuentan con un móvil para consultar y reservar artículos vía online; y por último, hay espacios para realizar talleres con clientes.

Hernández asegura que “es imprescindible apostar por la omnicanalidad para no quedarse atrás” y por ello, estas nuevas tiendas están completamente orientadas al mundo conectado.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.