Netflix presiona a Movistar a cambio del uso gratuito de su red en España

Netflix presiona a Movistar a cambio del uso gratuito de su red en España

Netflix continúa con su estrategia de presión para evitar pagar a Movistar por el uso de su red en toda España. Y es que la estadounidense ha publicado hoy un ranking con el rendimiento del acceso a Internet que ofrecen las operadoras a los usuarios que se conectan a Netflix en España. El ranking sitúa a Movistar en última posición y a Euskaltel en primera. No obstante, se trata de un ranking elaborado por el propio Netflix sin ninguna supervisión de organismos independientes que pueda certificar la veracidad de estas mediciones.

Según recoge El País, el ranking ordena a los operadores en función del caudal de datos (medido en megabits por segundo) que ofrecen cuando los usuarios se conectan a Netflix. Lo encabezan tres operadoras de cable de las denominadas “regionales”: Euskaltel (País Vasco), R (Galicia, adquirida por Euskaltel) y Telecable (Asturias), con 4.15 Mbps, 4.14 Mbps y 3.97 Mbps respectivamente. Le siguen ONO-Vodafone (3.85 Mbps), Jazztel (3.85 Mbps), Orange (3.72 Mbps) y Movistar (2.15 Mbps).

No obstante EL PAÍS también informa que esta medición contrasta con los datos que maneja Telefónica, y que estiman en una velocidad media de descarga entre 8 y 11 Mbps, dependiendo de la calidad con la que están codificados los contenidos audiovisuales, en las líneas de fibra de la compañía.

En un único comunicado oficial al respecto, Telefónica ha afirmado que “cumple con las recomendaciones y reglamentaciones de interconexión que dictan las autoridades y los reguladores, y que aseguran la interconexión de sus redes y las de otros proveedores de contenidos con la mejor calidad de servicio”.

Así, la mala posición de Movistar en el ranking de Netflix no se debería al rendimiento de la red de la compañía española, sino a la arquitectura de red de Netflix. Y es que, según informa Prnoticias, Netflix envía el contenido directamente desde sus servidores en Estados Unidos a los servidores de Telefónica en España, lo que ralentiza y provoca fallos en la emisión.  Este problema se evitaría si Netflix enviase el contenido directamente desde servidores españoles, algo que Netflix puede hacer  y sin necesidad de un acuerdo de distribución directa con Telefónica.

Pero Netflix está repitiendo la estrategia que llevó a cabo en Estados Unidos, cuando intentó que todos los operadores le dejasen su red de forma gratis para distribuir su contenido. Ante la negativa de algunas como Comcast o ATT, a Netflix no le quedó otra que pagar por el uso de su red y eso es precisamente lo que quiere evitar en España con Telefónica.

No obstante, Telefónica se muestra firme en su postura de no “regalar” el uso de su red a Netflix ya que es la operadora española la que paga sus impuestos en España, la que genera miles de puestos de trabajo y la que está sometida a una durísima y estricta regulación.

Algunos medios apuntan a que la solución al conflicto sería la firma de  un acuerdo de ‘peering’ entre Movistar y Netflix, es decir la interconexión de sus redes, sin intermediarios, para el intercambio directo de tráfico. Movistar se ha mostrado dispuesta a firmar dicho acuerdo por una cuantía adecuada y justificada por el millonario gasto que requiere el mantenimiento de su red en España.

No obstante, Netflix no está dispuesto a abonar a ningún pago, al menos por el momento. Así lo ha expresado el vicepresidente y director de comunicación para Europa, Oriente Medio y África de Netflix, Joris Evers, quien, según recoge El País, se muestra “tajante” a que no aceptarán ninguna opción de pago por parte de Telefónica.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: